TECNOLOGÍA DE LA INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN COMO MODELO DE NEGOCIO

Por: Laura Gabriela Niño Davila

En este apartado vamos a revisar brevemente uno de los recursos que nos ofrece la Tecnología de la Información y Comunicación para un Modelo de Negocio en la Actualidad. Primeramente, definamos la Tecnología de la Información y Comunicación (TIC) y los Modelos de Negocios. La Tecnología de la Información y Comunicación o TIC, se desarrolla desde los avances científicos y tecnológicos producidos en los ámbitos de la informática y las telecomunicaciones.

Las TIC son el conjunto de tecnologías que admiten el acceso, elaboración, procedimiento e información de la investigación presentada en diferentes códigos, ya sean texto, imagen, sonido, videos, entre otros. El elemento más característico de las nuevas tecnologías es sin duda el ordenador y el más específico, el Internet. Como lo indican diversos autores, el Internet supone un impulso cualitativo de gran magnitud, cambiando y rediseñando las formas de conocer y relacionarse del hombre. Las TIC se diferencian en programas y recursos lo cuales se pueden utilizar con un ordenador en dos categorías: Los recursos informáticos, que permiten realizar el procesamiento y tratamiento de la información; Los recursos telemáticos, que ofrece Internet, este orientado a la comunicación y acceso a la información.

Mientras que, los modelos de negocios son un plan de acción estructurado que tiene como objetivo aportar orden y disciplina al proceso de creación, expansión y gestión de un negocio. Representan la forma en que las empresas diseñan, crean y producen valor para sus clientes y la recompensa se transforma en ingresos y beneficios. El concepto de modelo de negocio abarca: bienes, productos y servicios; clientes y mercados; el papel de la empresa dentro de la cadena de valor y el motor económico que le posibilita conseguir sus fines de productividad y evolución. Las nuevas empresas y emprendimientos constantemente emplean los modelos de comercio como herramientas auxiliares en el diseño, la preparación de un primer patrón y la estructuración de sus novedosas operaciones.

Mayormente es útil en las organizaciones ya consolidadas en la 3 planificación, la ejecución y en el refuerzo de sus procesos de innovación

En este apartado se podrá observar como las TIC serán la evolución futura de la tecnología como proceso de desarrollo en los modelos de negocios, para las empresas ya consolidadas y para los nuevos emprendimientos. Como sabemos, el concepto de modelo de negocio se ha utilizado a menudo en el contexto del negocio electrónico, estos desempeñan un papel fundamental en el proceso de innovación. De hecho, el término “modelo de negocio” empezó a utilizarse a mediados de los años 90, paralelamente a la expansión del internet, el cual rápidamente combinó personas e ideas, y esa combinación revolucionó el mundo. Hay muchas formas de enfocar dicha combinación con innovación, pero hoy se centra en lo que revelará el impulso de las empresas en las tendencias digitales y tecnológicas, enlazado con el trabajo remoto y lo que incursionó con el Covid-19 como “el metaverso”.

Aunque éste aún se encuentra en desarrollo y es un tema que ya se había iniciado en 1992 cuando Neal Stephenson concibió la idea; décadas más tarde, las grandes empresas de tecnología han comenzado a construir sus propias versiones de un metaverso futurista, tendencia que ha sido sorprendente, ya que las tecnologías de la información han sido una importante influencia en la transformación de los negocios en 3D durante los últimos años.

Pero, a todo esto ¿Qué es el Metaverso? Es un nuevo mundo dentro del que ya vivimos, es un mundo virtual en 3D que está conectado a Internet, donde los usuarios ingresan a través de un avatar digital en tiempo real para: trabajar, comprar, socializar, aprender y entretenerse. Este espacio digital inmerso, tiende a parecerse al mundo físico en el que vivimos. En él que se podrá encontrar con amigos en cafés, compartir opiniones con ellos, intercambiar bienes y servicios digitales, crear contenido y hasta cerrar negocios, fomentando así, nuevos modos de interacción virtual, todo esto y más desde la comodidad del hogar.

En la actualidad, plataformas como Axie Infinity, The Sandbox y Decentraland ya han incorporado ciertos aspectos del metaverso para llevar múltiples elementos de nuestras vidas a mundos en línea, y empresas como Vans, Nike o Gucci ya están apostando por espacios donde se podrá comprar ropa digital para los avatares de este 4 universo digital. Sin embargo, el metaverso aún está en desarrollo, nadie sabe si habrá solo un gran metaverso que lo abarque todo o varios metaversos por los que se pueda viajar.

Mientras que la iniciativa continúa desarrollándose, se espera que se incursione más allá de los videojuegos y las plataformas de redes sociales. El trabajo remoto y la identidad digital son solo algunas de las características potenciales que puede admitir el metaverso.

Además puede volverse más multidimensional por medio de auriculares y lentes de realidad virtual conectados, por lo cual los usuarios tienen la posibilidad de caminar físicamente para explorar los espacios 3D.

Se trata en realidad de un prototipo de modelo de negocio, con una determinada lógica. Para demostrar o rebatir dicha lógica se tendrá que verificar sus premisas centrales. Así que identificando estas premisas y procediendo a comprobarlas, los resultados de cada prueba se emplean para revisar el modelo de negocio, modificar su lógica, identificar las nuevas premisas centrales, comprobarlas a su vez y seguir reincidiendo hasta lograr el objetivo deseado. Al final de este proceso interactivo será dado un modelo de negocio que se considera viable. Es este momento preciso en el cual las organizaciones tienen la posibilidad de aprovechar esta tendencia y desarrollar parte importante de sus tácticas de marketing, publicidad digital y sus nuevos canales de comercio.

Por ejemplo, en marketing y publicidad, se podrá desarrollar nuevas fórmulas y mecanismos para impactar al usuario en modos nunca antes contemplados; en el ámbito empresarial, los espacios virtuales ayudaran a dar un servicio más eficiente y con menores costes, permitiendo realizar reuniones virtuales para que las personas puedan colaborar desde cualquier lugar del mundo y ser altamente productivas en un espacio 3D compartido; con la realidad virtual y la realidad aumentada permitirá la venta de productos virtuales, se podrá explorar productos sin salir de casa.

Otro ejemplo de éste, es la continuidad del trabajo remoto, los negocios que puedan ofrecer potenciar una cultura de empresa híbrida fuerte, que conecte a las personas que trabajan de forma remota en espacios de realidad virtual, sumándose así la experiencia formativa con inteligencia artificial, que se sumerge en el interior de los espacios virtuales, en las que pueden integrarse en el equipo y hacer frente a distintas 5 situaciones. Por supuesto no dejando a un lado, las gestiones en cuestiones de seguridad y la solicitud de big data en el metaverso, una necesidad que debería cubrirse con proveedores profesionales de análisis de datos, un modelo de negocio especializado en el control de amenazas y la protección de datos privados.

De lo visto hasta ahora, se afirma que las tecnologías de la información no solo acelerarán el proceso de desarrollo de modelos de negocio, sino que además acabarán conduciendo a un cambio cualitativo sustancial. Un mercado compuesto de agentes de proximidad a los clientes o consumidores, a los fabricantes, proveedores y gestores de la cadena de valor proporcionándoles mejores soluciones a las empresas: Los fabricantes se dedicaran a desarrollar productos físicos y digitales; Los proveedores se especializarán en identificar las preferencias actuales y futuras de los clientes en ayudarles a elegir entre las soluciones alternativas; Los gestores de la cadena de valor y costo adecuarán las ofertas y demandas, configurando medidas que hagan uso de productos físicos o digitales existentes, además de actuar como mediadores en la construcción de otros nuevos basándose en la información que reciben sobre preferencias de los clientes, los consumidores y capacidad de los proveedores. En conclusión y para dar respuesta a la incógnita planteada al inicio, es que las tecnologías de la información han acelerado el proceso de desarrollo de modelos de negocio y, con ello, el ritmo de la innovación.

Las tecnologías de la información han incursionado significativamente el proceso de desarrollo de modelos de negocio. Las fases de creación de prototipos y pruebas, que solían costar cientos de miles de dólares y meses de trabajo, nos ofrece una reducción eficaz de tiempo y un coste muy inferior, el software es más flexible que el hardware, lo que hace posible adaptarse a las necesidades de los clientes con mayor velocidad que antes, y con el desarrollo de la sistematización en nube, la infraestructura informática es mucho más elástica y permite comprobar e implantar nuevos modelos de negocio basados en software de una forma rápida y eficaz.

En pocas palabras, los avances tecnológicos de las TIC pueden cambiar la naturaleza de la empresa de un modo fundamental y, por consiguiente, la esencia de la innovación en un resultado favorecedor para los modelos de negocios