¿Qué es el Coronavirus (COVID-19)?

 Organización Mundial de la Salud explica que los coronavirus (CoV) son una amplia familia de virus que pueden causar diversas afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como ocurre con el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el que ocasiona el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV). En tal sentido, existe un nuevo brote denominado COVID-19 que inicio en  Wuhan, la extensa capital de la provincia Hubei, en China central y los primeros reportes de esta enfermedad fueron dados el 31 de diciembre del 2019 como una extraña neumonía de origen desconocido.

La perspectiva del IESIP es fomentar una sociedad culta en salubridad y armonía, en el amor y la comprensión del otro, la gerencia inteligente ya la tecno-educación como herramientas de defensa ante la ignorancia y la influencia de la mala información. Nosotros nos unimos al llamado mundial de cuidar y salvaguardar la vida, la tierra, la humanidad, la esperanza, la enseñanza y bondad que hay en el hombre en tiempos de crisis.

Acontecimientos importantes

  • 31 de diciembre: los primeros casos de virus informados a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

  • 9 de enero: la primera persona muere del virus, aunque su muerte no se anunció hasta el 11 de enero.

  • 16 de enero: las autoridades japonesas confirman su primer caso.

  • 21 de enero: funcionarios estadounidenses confirman su primer caso.

  • 30 de enero: la OMS declara una emergencia de salud pública de interés internacional.

  • 11 de febrero: el número de muertos supera los 1.000 a nivel mundial. La OMS nombra al coronavirus COVID-19.

  • 15 de febrero: se confirma la primera muerte por coronavirus en Europa.

  • 23 de febrero: los casos en Corea del Sur aumentan más de 600. Italia también ve un pico: los casos aumentan de tres a 152 durante el mismo fin de semana.

  • 26 de febrero: En Brasil, primer caso de Coronavirus y el primero en América Latina.

  • 24 de Marzo: Venezuela confirma 91 casos a nivel nacional.

  • Lávese las manos frecuentemente.
  • Al toser o estornudar, cúbrase la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo.
  • Mantenga el distanciamiento social.
  • Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, solicite atención médica a tiempo.
  • Manténgase informado y siga las recomendaciones de los profesionales sanitarios.

Las epidemias han sido uno de los elementos que le ha permitido al hombre contraer y defenderse con anticuerpos, y a su vez, dejar el mundo de las pseudociencia para pasar a ser ciencia. Por supuesto, el avance en la ciencia de la salud, en las ciencias médicas, ha sido enorme, impulsando a los laboratorios a crear fármacos y antibióticos que permitan defenderse de virus y enfermedades epidémicas. En tal sentido, la sociedad debe velar por un orden preciso y tomar en consideraciones los lineamientos y direccionalidades que dan los entes correspondientes como la Organización Mundial de la Salud. Con ese Dosier de recomendaciones y con las medidas de resguardo en cuarentena, le permite al estado adquirir un control sanitario más efectivo.

Por lo tanto, es necesario formar a la sociedad en cuanto al comportamiento social-conductual sobre la salud, formarlos en base a la conciencia del abuso de la exposición a mecanismos químicos que alteran los sistemas biológicos del hombre. El mismo hombre se ha encargado de alterar el sistema inmune. Bajo el contexto espiritual ha de entenderse que Dios nos mandó de acuerdo a su semejanza y el ser humano, en su inconformidad, hace ruido social y se acuesta a dormir antes que ser productivos y queriendo propagar esa patología psíquica hacia los demás para demostrar lo inconformes que se es, pero sin ser parte de la solución. El COVID-19 va más allá de una pandemia humana, también es una pandemia psicológica y conductual.